Nightflyers, el «Perdidos» del espacio

Nightflyers, el «Perdidos» del espacio

Nightflyers es el “Perdidos” del espacio. Y no, no es algo bueno. Si recordáis la mítica serie Perdidos, en la que los pasajeros de un avión quedaban atrapados en una misteriosa isla, también recordaréis su mecanismo era efectivo, pero a la vez tramposo. Abrían muchos interrogantes y misterios, giros de guión que te dejaban con la cara torcida y tras los que sonaba la sintonía de final de capítulo. Aquellos golpes de efecto eran como una droga, y querías más y más, otro chute imposible. Desde un oso blanco en una isla tropical, al humo negro, o una misteriosa combinación numérica sobre una aún más misteriosa escotilla. Cada capítulo nos brindaba un nuevo misterio que se sumaba al anterior, y como espectadores ansiábamos descubrir qué se escondía tras aquel rompecabezas, tras todos aquellos fenómenos paranormales. Queríamos una respuesta que lo aunase todo.

Por desgracia, nunca se llegó a resolver nada.

El lema de Perdidos debería haber sido “prometer, prometer hasta meter”. La serie nos engañó capítulo tras capítulo, abriendo tramas y misterios que jamás cerró. Jamás se supo nada más del oso, ni del humo, ni de la escotilla o aquella cuenta atrás. Todo aquello no eran nada más que trampas, artificios colocados porque sí, para engañar a un espectador incauto y hacerle ver un capítulo más. Como un malvado feriante que te promete que tras una puerta hay algo asombroso, y al atravesar esa puerta te encuentras con una sala idéntica con una nueva puerta. Fue un bluf de manual, un engañabobos.

Y con la nueva serie de syfy, “Nightflyers”, sucede lo mismo.

Le han endiñado la etiqueta de “creado por George R.R Martin”, y a partir de ahí han hecho un despropósito.

OJO, A PARTIR DE AQUÍ SPOILERS.

Nightflyers se resume más o menos en lo siguiente: la tierra agoniza, y la Nightflyer (una nave colonizadora) viaja al encuentro de una raza alienígena que domina una energía que podría salvar a esa Tierra moribunda.

A partir de aquí se presenta un equipo tópico y típico (científico con trauma por muerte de su hija, psíquico poderoso y desequilibrado, friki anti-social que puede conectarse con la nave, capitán misterioso y con fondo oscuro, I.A de la nave asesina…) y se inicia la misión.

Una misión en la que cada dos por tres sufrirán estragos y giros misteriosos y terribles. Por desgracia, y como sucedía con Perdidos, esos giros están colocados porque sí, para generar fuegos de artificio, y luego no son explicados y, lo que es peor, los habitantes de esa nave hacen como si no hubiesen sucedido, como si no fuese con ellos la cosa.

Así, nos encontramos con una I.A  que mata a unos tripulantes usando una araña metálica, y al siguiente capítulo la gente de la nave sigue haciendo su vida, como si no hubiese pasado nada. O el psíquico quema porque sí a un tripulante, sin que nos expliquen el motivo, aún haciéndonos creer que había un motivo oculto, y provocando que en el siguiente capítulo se vuelvan amigos porque sí, porque yo lo valgo.  O, por ejemplo, el caso más sangrante: una pareja que se queda embarazada, y ella da a luz un bebé que se descompone en unas esporas tóxicas y que provoca que tengan que purgar a la madre. Unas esporas que nadie dice quién o qué la ha creado, y cuyo motivo de aparición nadie parece interesado en averiguar. Como espectador, podrías pensar que se trata de una plaga enviada por esa raza alienígena, pero es que los protagonistas no le dan la más mínima importancia y siguen con su intento de contactar. En un giro de locura asombroso, el marido de la fallecida se convierte porque sí en un homicida, para volverse entrañable de nuevo al siguiente capítulo. Y así una y otra vez, hasta el final, donde el protagonista se dirige al encuentro de los alienígenas, y le hacen aparecer en su casa, junto a su hija, para más tarde enseñarnos que ha desaparecido de la nave de escape donde viajaba. Es decir, creando un final que, como el resto de la serie, genera unas expectativas que se pasan por el forro y que no cumplen.

gif night.gif
¡¡¡¡Más giros sin resolver noooooo!!!!

Estos son unos pocos ejemplos de misterios y giros de guion que se presentan en la historia, y que los protagonistas olvidan como si tuviesen memoria de pez. Al capítulo siguiente, se están comportando como si no pasase nada, como si la I.A de la nave no hubiese intentado asesinarlos (sin que entendamos muy bien por qué lo hace, ya que nunca se llega a explicar). Es como si cada capítulo fuese un departamento estanco que no filtra nada al siguiente. Y eso en una serie con continuidad, donde toda la fauna y flora está encerrada en una misma nave, pues como que no.

Nightflyer es en resumen un despropósito, aburrida y estirada, con personajes que van y vienen en sus relaciones y motivaciones porque sí, que basa toda su eficacia en giros imposibles para atrapar al espectador, pero que luego no tienen continuidad y no se explican.

Así cualquiera escribe una serie.

Porque Nightflyers es, en definitiva, un timo de manual.

Si te gusta la ciencia ficción, descubre MIS LIBROS

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: